ALQUILERES
625 299 179
VENTAS
Follow us on Google+ Follow us on Twitter Follow us on LinkedIn Follow us on Facebook Follow us on Pinterest
Other Areas:

Marbella Marbella Direct

marbelladirect.com

Tarifa Info

Escrito por: Michel Cruz

Conocida internacionalmente como paraíso para los aficionados al windsurf, antiguamente pueblo de pescadores, Tarifa, con sus fantásticas playas de arena blanca, y sus aguas cristalinas, ha atraído en las ultimas décadas, a miles de amantes del sol y los deportes acuáticos

Todo esto, unido al efecto que produjo el asentamiento en los 60 de una gran comunidad hippie, propicio que la ciudad creciera con un ambiente cosmopolita, único en Andalucía.

La situación de Tarifa, como pasaje de las aguas del Mediterráneo y del Atlántico, donde los dos continentes, Europa y África, casi llegan a tocarse, es igualmente único.

Tarifa ha conseguido labrarse, con el paso del tiempo, una merecida reputación como capital del windsurf y como autentico paraíso para el relax y la tranquilidad.

Esta pequeña ciudad costera ha sabido mantener el característico entorno "surfero", combinando al mismo tiempo un ambiente actual y a la moda, con un estilo nada pretencioso; el carácter afable de su gente, su actitud liberal, junto con la transparencia del mar que baña sus costas sus aguas y la fiabilidad de sus vientos, se han convertido en la marca personal de Tarifa, que sin embargo, de alguna forma, ha conseguido escapar de las multitudes que frecuentan la vecina Costa del Sol.

No estamos ante la ciudad turística por excelencia, llena de interminables edificios de apartamentos para fin de semana, ni ante un lujoso complejo turístico bordeado de palmeras destinado la alta sociedad. Tarifa es una modesta población que no pretende llenar sus calles de tiendas de souvenirs y sus afueras de campos de Golf, sencillamente desea disfrutar de su fantástico estilo de vida.

Construida en el punto mas al sur del continente europeo, custodiando Gibraltar, Tarifa no se hace visible desde la carretera que una Algeciras y Cádiz.

Si no presta la atención precisa, incluso puede llegar a pasar de largo la salida. Posiblemente, un esfuerzo consciente de los que "descubrieron" la magia del lugar y pretenden guardarlo en secreto.

Pero tal vez, después de tomar la salida adecuada, se pregunte el por que de la expectación que despierta Tarifa. ¿Qué la hace tan especial, si aparentemente no deja de ser como cualquier otro rincón de Andalucía? ¿Qué es lo que atrae a tantos visitantes de todo Europa?

Con esta pregunta rondando su mente y con una cierta expresión de desconcierto en su rostro, el visitante recién llegado es fácil de identificar, ya que emprende la tarea de asimilar el nuevo entorno que le rodea.

Pero mirémosle unas horas después. El desconcierto, habrá dejado paso a una relajada sonrisa. Habrá vagado por el laberinto de callejuelas y plazas del casco antiguo, contemplado el puerto pesquero desde su famoso castillo, observando a los windsurfistas deslizándose sobre las olas y maravillosos cuerpo dorándose al sol en las playas de fina arena blanca.

Pero la mayoría de ellos recordara Tarifa por esa peculiar atmósfera de relax que lo invade todo. Muchas ciudades tienen barrios llenos de historia, grandes monumentos, bonitos paisajes o playas preciosas, pero no existe otro lugar en el que pueda encontrar la paz que desprende el atardecer en Tarifa. Una vez que has experimentado esta sensación, solo querrás volver para vivirla de nuevo y dudaras entre correr a contárselo a todo el mundo o guardar el secreto solo para ti.

Pero no es para preocuparse, Tarifa ya lleva un tiempo existiendo en los mapas. Su popularidad sin duda se debe al gran numero de visitante que han llegado a sus playas en estos últimos años, pero aun así, este magnifico oasis de tranquilidad, ha sabido mantener la perfecta combinación entre surferos, hippies y tarifeños. Las calles del casco antiguo están llenas de cafeterías y terrazas, de hostales y tiendas de artesanía hippies, mientras que los acceso a las caribeñas playas de Tarifa están franqueados por innumerables tiendas de surf y bares de comida vegetariana.

Algo típico del ambiente despreocupado de Tarifa es la libertad para disfrutar la ciudad del modo que cada uno desee, tomando baños de sol, descansando en una soleada terraza de algún café del centro o a la búsqueda de antigüedades. En verano, los hoteles, cafés y bares se llenan de turistas con ganas de relax, mientras que las playas atraen a multitud de románticos y de fanáticos del sol. Con el Atlántico brillando a nuestros pies, la costa africana tan cerca que parece la podamos tocar y el variado espectáculo de deportes acuáticos que ante nosotros se presenta, el bienestar es absoluto. Es imposible sentir otra sensación.

Si bien esta zona de la costa andaluza, disfruta de mas de 3,000 horas de sol al año, el Océano Atlántico actúa regulando la temperatura ambiental, creando un clima mucho mas suave y menos húmedo que el de la zona mediterránea.

Las fuertes rachas de viento que en su momento amargaban la existencia de los lugareños, han propiciado la transformación de este pequeño pueblo pesquero en un foco de atracción para los deportes acuáticos, el equivalente de Australia y Sudáfrica en Europa.

Y es precisamente la intensidad y fiabilidad del viento, lo que garantiza encontrar apasionados del windsurf y kitesurf en plena practica de actividad favorita en cualquier época del año. Tampoco faltaran a su cita los días en los que las olas llegan a alcanzar mas de dos metros de altura, algo mas habitual en playas hawaianas que europeas.

Las suaves condiciones ambiéntales que disfrutamos en primavera y el otoño, hacen que sean periodos mas recomendados para principiantes. Podrán disfrutar de mayor espacio para mejorar su pericia en vistas a la llegada del verano, que es cuando tienen lugar diferentes competiciones intencionales convirtiendo a Tarifa en capital europea del windsurf.

Esta extravagante combinación de estilos: surferos, hippies, turistas convencionales y lugareños, es el responsable del bohemio estilo de vida de Tarifa, envidiado por los habitantes de las grandes ciudades.

La existencia de Tarifa, ya no es un secreto, por lo que, en cualquiera de sus calles, podemos sentir y escuchar el sonido de diferentes culturas: ingles, alemán, francés, holandés, italiano....Aquí no existe la discriminación por nacionalidades, de hecho es fácil encontrar improvisadas comunas, con una heterogénea mezcla de culturas, en cualquier de los numerosos camping con los que cuenta la zona.

Considerada por algunos, como un lugar donde la "gente viste de cualquier forma", en Tarifa todo es posible. Aquí las multitudes con animo de diversión no van a fiestas tecno al estilo de Ibiza, si no que asisten a la innumerables fiestas playeras, a los múltiples conciertos que se celebran durante todo el año o a los bares, cafés y restaurantes típicos.

A pesar de que las mejores vistas del puerto de Tarifa y sus alrededores las conseguimos desde las almenas del castillo de Guzmán el Bueno, animamos a los visitantes a pasear por el paseo marítimo, junto al puerto. Si llegan lo suficientemente temprano, incluso podrán llegar a disfrutar de un espectáculo tradicional en la escollera, asistiendo a la venta del pescado freso capturado la madrugada anterior.

Gracias a las frías corrientes marinas del Atlántico, el pescado y el marisco que encontramos en Tarifa es de mayor tamaño, sabor y calidad que el pescado del Mediterráneo. Podemos advertir en solo un instante, que tenemos ante nosotros unas costas únicas. Las amplias extensiones de arena blanca se alternan con pequeñas calas donde poder escapar de las multitudes. Es este maravilloso paraíso de playas doradas, el sol brillas con tranquilidad y la vida es sencilla.